Michel Ogier, El Heredero de Fini

Michel Ogier, El Heredero de Fini


Nacido en los atentados del 19 de diciembre de 1943 en Saint-Etienne. Sin duda, este trágico hecho lo golpeó inconscientemente de niño, por lo que rápidamente se refugió en su imaginación. Paso toda su infancia hasta 1969 en Lyon, luego en 1971, en Lausana (Suiza). De técnica autodidacta, aprendió la los oficios de la pintura al óleo con el Tratado de Xavier de Langlais. Podría ser comparado a una técnica manierista visionaria y su estilo es muy similar a la escuela holandesa. Practica el arte del Vitraux y se caracteriza por tener un control singular sobre la luz y el trabajo del color.


En calidad de experto, participa en la edición nueva y ampliada de la monografía de Leonor Fini. Fue todo un desafió, ya que debía mantener en sus manos la responsabilidad de reproducir las diapositivas de las obras de la pintora. "Me encontraba desbordado, era como si ella me entregara las llaves, como si me hubiera estado esperando para abrir todas las puertas que nos protegen y nos asfixian al mismo tiempo. No estaba seguro si iba a ser capaz de penetrar la materia de mis espacios inexplorados, donde nacen las acciones que a lo largo de la vida de uno busca justificar. Por aquella época, en mis sueños, a menudo habían habitaciones , en el corazón de una casa que no correspondía a aquella en la que yo realmente había vivido, pero era mía, donde descubría todo lo olvidado. ¿Estaba al fin ante la posibilidad de conseguir acceso a aquellos espacios? ¿Tal vez por debajo del musgo se descubre la corteza y la savia de la madera? Para alguien que nunca había estado en la escuela de arte, el reto estaba mas vigente que nunca..."


No tuve escrúpulos, mi motivación estaba directamente relacionada con la necesidad de exigirme interiormente, empecé a realizar algunos dibujos, pero sin ideas para concretar, ademas no quería utilizar ningún modelo. Quería formas y colores que nacieran en mi, por su propia voluntad. La idea de obtener una mujer que se quite la ropa con el fin de conseguir la inspiración de sus facciones, estaba lejos de mi mente. Los personajes y los organismos que dolorosamente se forman debajo de mi lápiz no se deben a una verdad morfológica, salieron de un aliento contenido, de otra verdad..."


Un dato que llama la atención es que durante mas de quince años pintó sin exponer sus obras. El artista comenta al respecto: "En realidad, ni siquiera pensaba en ello. Sólo quería continuar con mi misión en el silencio y el aislamiento que necesitaba. He pintado para mí, para sobrevivir, pude ver que no fue egoísmo, siempre motivado a pensar que mi mundo podría generar interés y entusiasmo en un futuro. Ahora, gracias a ese tiempo, cada vez que me encuentro delante de un lienzo en blanco, siento como volver a vivir la primera mañana del mundo... No sé nada y el resto me olvido de todo. Ahora entiendo que mi pintura es una declaración del estado de las almas y situaciones del espiritu" Si estas interesado en conocer con mas detalle la obra de este artista, visita su Blog


Para ver el contenido completo, dirígete  a nuestra página en 

0 comentarios :