Ir al contenido principal

Las Grutas de Ajanta, Maravillas Naturales de la India


Ajanta es el nombre de una localidad de la India en el distrito de Aurangabad, estado federado de Maharashtra, tal localidad es célebre mundialmente por sus 29 grutas artificiales pintadas y esculpidas inicialmente para el culto budista a partir del siglo II a.C. La aldea de Ajanta tiene una población de pocos miles de habitantes y la ciudad importante más cercana es Jalna a unos 75 km de distancia. El célebre complejo monumental llamado en marathí: अजिंठा-वेरूळची लेणी, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983, se trata de un típico vihara en el cual se destacan los frescos y otras pinturas parietales rupestres; tales obras de arte fueron descubiertas para Occidente en 1819 y adornan a monasterios y santuarios excavados en las rocas entre el siglo II a.C. y el siglo VIII d.C.



Entre estas, se destacan las que representan las reencarnaciones del Buda llamadas jataka y episodios de su vida; las más célebres corresponden a las del llamado Ciclo de Ajanta, realizadas durante el periodo de apogeo del arte Gupta y la época postgupta. La entrada de las grutas están situadas en una hondonada boscosa en el centro de los montes Indhyagiri y a unos 5 km de la localidad de Ajanta, fueron descubiertas en 1819 por soldados británicos durante una partida de caza. Al fondo del la hondonada o pequeño valle corre el pequeño río Vaghorā, un torrente de montaña que forma una serie de cascadas cuyos rumores han de haber sido constantemente oídos por quienes habitaron las grutas. Tales grutas han sido excavadas sobre la pared más abrupta de la hondonada y se escalonan en una decena y una cuarentena de metros a lo largo del lecho del torrente, tales grutas se entrecruzan partiendo desde el fondo de la roca siguiendo así un modelo arquitectural bastante utilizado en el arte de la India. Las mismas grutas están clasificadas en dos categorías; aquellas que servían de refugio los monjes durante la estación de las lluvias (el monzón) y aquellas que servían principalmente como salas de asamblea y plegaria. 


La primera de estas categorías estaban habitualmente constituidas con un largo pasadizo (porche), actualmente desaparecido, recubierto por una techumbre sostenida por pilares, tras el pasadizo un espacio de 10 u 11 mts por 7 mts. A izquierda y derecha y hacia el fondo se ubican las celdas excavadas en la roca, frecuentemente en sus etradas existe en un nicho una imagen tallada del Buddha. Por su parte las salas de asamblea penetran más profundamente en la roca y llegando a tener cada sala una longitud de 14 mts. En lo concerniente a su antigüedad, estas grutas se clasifican en tres grupos: las construcciones más antiguas (n° 8, 12, 13, 15a, 9 y 10) datan del periodo que va desde el siglo II al siglo I a.C. es decir en tiempos de la dinastía Shātavāhana la cual reinó en la India Central. El segundo grupo data desde el siglo III a fines del s. V durante la dinastía de los Vākātaka y el tercero de entre fines del siglo VI y fines del siglo VIII (dinastía de los Chālukya de Vātāpi). La mayor parte de los muros interiores de las grutas están cubiertos por pinturas al fresco de calidades diversas. Algunas de estas pinturas no poseen fechado sin embargo un estudio de los motivos representados permite tener una idea bastante aproximada de su periodo de concepción y así clasificarles cronológicamente.


En la época de su redescubrimiento entre 1817 y 1819, las pinturas tenían un buen estado de conservación pero luego han sido muy degradadas particularmente a causa de los efectos del turismo masivo. Las grutas 1, 2, 16 y 17 ofrecen aún un aspecto semejante al que podían ofrecer en tiempos de su esplendor y la obra The painting in the Buddhist cave temples of Ajanta (1896) escrita e ilustrada por John Griffiths entonces director de la Bombay School of Arts permite tener una idea de su estado antes de la degradación actual. Tal obra es de un valor inestimale ya que ofrece una gran noción del arte pictórico indio antes de la contrarreforma hinduista. Ajantā ha sido un monasterio y una universidad. El monje y viajero budista chino Xuanzang relata que Dignāga, el célebre filósofo, autor de célebres libros de lógica residió allí. En su apogeo el lugar dio alojamiento a numerosos centenares de personas, docentes y alumnos inclusive.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Craig Hone, Perfectos Animales Tallados en Madera de Nogal

Craig Hone es un escultor nacido en 1974 y con una trayectoria erigida en un trabajo consumado, tanto en madera como bronce. Toda su inspiración nace de la naturaleza que crece sobre las montañas del centro de Utah. Nacido en el seno de una familia de talladores, durante quince años ha manifestado un implacable estudio basado en las grandes obras de arte creadas a lo largo de la historia. De esta manera, centró todos sus esfuerzos en desarrollar su técnica a través del estudio de esas obras de antaño y la anatomía animal. Actualmente y a pesar de realizar esculturas extremadamentes detallistas, es reconocido por un estilo puramente impresionista. También, junto a su padre, Keith Hone, de 73 años, realiza seminarios de talla y escultura en madera. Durante los últimos 10 años, han enseñado alrededor de mil clases en su estudio, y hasy que adicionarle unos tres mil más, ya que ha viajado por todo los Estados Unidos y Canadá.

Giuseppe Rumerio, Escultor por Naturaleza

Giuseppe Rumerio es sin dudas, uno de los escultores más importantes del mundo respecto al tallado de animales en madera. Escondido en un tranquilo rincón de Ortisei, Italia, el estudio (y también residencia de la excelente exposición Unika) de Giuseppe es un santuario dedicado a su arte y fascinación con la naturaleza. Mientras que, siendo más conocido por sus esculturas de animales, Giuseppe también cuenta con un catálogo impresionante de tallas sagradas y estudios de mujeres (incluida la bella supermodelo Naomi Campbell) junto a una amplia gama de trabajos igualmente interesantes. 
Como la talla en la región de Val Gardena, es una tradición de 300 años de antigüedad, desde que se mudó allí desde la frontera suiza, a la edad de cinco años, Giuseppe ha sido constantemente entusiasmado por la obra inigualable que se talla en los Alpes Italianos. Comenzó a tallar a la edad de 14 años cuando se convirtió en un aprendiz de escultor. Ahora con 59 años, es un maestro cuyas obras poseen la m…

Mafalda, La Colección (Descarga)