Paul Gustave Doré, El Hombre Prodigio del Grabado

Paul Gustave Doré, El Hombre Prodigio del Grabado


Paul Gustave Doré es un artista nacido en la ciudad de Estrasburgo, Francia, el 6 de enero de 1832. Se destacó en los campos de la ilustración y el grabado. Publicó su primera ilustración a la edad de 15 años, realizó un libro con ilustraciones de París, fue comisionado para realizar trabajos sobre François Rabelais, Honoré de Balzac y Dante Alighieri. Ya a muy temprana edad sus honorarios superaban a los de Honoré Daumier y para el año 1853 le pidieron ilustrar trabajos del mismísimo Lord Byron. Al término de estos, le solicitaron trabajos para escritores de habla inglesa, incluida una nueva versión de la Biblia, así como la famosa obra de Edgar Allan Poe, El cuervo.


En 1862 viajó por España con el Barón Davillier. Al año siguiente, ambos publicaron en conjunto una serie de crónicas sobre Valencia, Galicia, etc, que se incluyó en la colección "Le Tour du Monde", así fue que residió por unos meses en Barcelona. La Biblia, ilustrada por Doré en 1865 fue un gran éxito para el artista, de manera que en 1867 tuvo que hacer una gran exposición de sus trabajos en Londres. Esta celebración le permitió fundar la Doré Gallery en New Bond Street. En 1869, Blanchard Jerrold, hijo de Douglas William Jerrold, sugirió que trabajaran juntos para producir un retrato de Londres. A Jerrold se le ocurrió la idea de plasmar The Microcosm of London hecho por Rudolph Ackermann, William Pyne y Thomas Rowlandson en 1808.


Doré firmó un contrato de cinco años con la editorial Grant & Co. Eso implicaba que tenía que pasar al menos tres meses al año en Londres. Cobró la suma de 10.000 libras esterlinas (US160000  aproximadamente) por año. El libro, London: A Pilgrimage, con 180 grabados de Gustave, fue publicado en 1872. Aunque fue un éxito comercial, a algunos críticos no les gustó la publicación. A muchos les disgustó que Doré mostrara en su obra la pobreza existente en Londres. Fue acusado por el Art Journal de "fantasioso más que de ilustrador". La Westminster Review denunció que Doré hizo un boceto del pueblo, de la realidad que se vivía en ese momento.


"London: A Pilgrimage" fue un éxito financiero, y a Doré le pidieron más encargos los editores ingleses. Su siguiente trabajo fue el "Paradise Lost" (El paraíso perdido) para John Milton, "The Idylls of the King" para Alfred Tennyson, "The Works" de Thomas Hood, y "The Divine Comedy" (La Divina Comedia) por Dante Alighieri. Comienzan a aparecer sus trabajos en el Illustrated London News. Doré continuó ilustrando libros hasta que se produjo su fallecimiento en París, el 23 de enero de 1883.