Gary Benfield, Un Mundo de Delicados Trazos

Gary Benfield, Un Mundo de Delicados Trazos


Gary Benfield es un talentoso pintor nacido en la ciudad de Birmingham, en el año 1965. Su principal característica en la obra es la espontaneidad. Mueve el pincel rápidamente, "barriendo", mientras mantiene la simetría y la armonía de las imágenes. Durante su primer periodo en la carrera no era tan buen pintor, por lo que ganaba dinero como ilustrador comercial. Sin embargo, este trabajo finalmente no le fue redituable y decidió volver su atención y tiempo al estudio figurativo. Era, al parecer, una elección inteligente. Para Benfield, el mundo que nos rodea es un movimiento constante. Objetos y figuras se entrelazan, bailan, giran, toman alguna otra forma y color... y estamos involucrados en un mundo de arco iris con sus imágenes, donde conviven la sensualidad y la alegría de vivir junto al aire y la fantasía de luz. El estilo artístico de Gary Benfield es única ya que es ambidiestro. Con un lápiz en una mano y un pincel en la otra, se acerca a la tela y utiliza ambas extremidades al mismo tiempo, dejando que "lo que sucede, suceda". Lo que ha ocurrido hasta ahora es el éxito rápido y lo que parece ser el comienzo de una carrera. Describe a su trabajo como, "confiable", "seguro de sí mismo" y "romántico". A pesar de que afirma que su mayor influencia es la de Egon Schiele, está claro que explora el lado más soleado de las relaciones humanas. Tiende a concentrarse en la figura femenina y capta lo efímero de los momentos recordados. Además, es muy prolífico, ya que, según sus palabras, puede crear 10 originales en un mes y con frecuencia  consigue dos en un día. Su trabajo se encuentra disponible en forma de originales y serigrafías de edición limitada. Si estás interesado en conocer con más detalles la obra de este artista, visita su Web