Irene Gendelman, Impecables Trazos Coloridos

Irene Gendelman, Impecables Trazos Coloridos


Gendelman Irene es una artista nacida en la cuidad de Crimea, Ucrania. Actualmente vive en Israel. El Mar Negro, las montañas del Cáucaso, y las calles estrechas del casco antiguo de Crimea, donde transcurre toda la inspiración necesaria para los jóvenes, es allí, donde Irene deseó convertirse en artista. Fue a una edad muy temprana que su apego y su fascinación por las artes visuales se manifiesta, y esta pasión se cumplió durante toda su educación, desde la escuela primaria hasta la universidad. Para encontrar la belleza en las siluetas y formas de su ciudad, comenzó un proceso para perfeccionar su estilo artístico. Fue a través de sus numerosas visitas de muchas ciudades europeas y de Oriente Medio que su visión ha  evolucionado. Enriquecida por todas las siluetas y colores de los lugares que visitó, sus pinturas comenzaron a tener mucha madurez. Su obra permite al observador a entender y sentir la pasión liberada por Irene en su proceso. La belleza de las pinturas, reside en la utilización astuta de colores tenues, lo que refleja los diferentes matices y sombras de las ciudades. Sus superficies texturadas complementan su tema al revelar el aspecto sólido de la construcción de edificios, sin embargo, hace uso de líneas finas y delgadas, delicadamente colocadas para dar un aire de ligereza a la escena. Todo el corazón y el alma de Irene entran en cada trazo, así como muchos años de investigación y toda la inspiración, que resultan en una obra de arte divertida, colorida y muy original.