Destino, Salvador Dalí y Walt Disney

Destino, Salvador Dalí y Walt Disney


En el año 2003, la empresa cinematográfica Disney lanzó un cortometraje de seis minutos llamado Destino, finalizando con el cierre de un proyecto que comenzó cincuenta y siete años antes. La historia de Destino se remonta al año 1946, cuando dos íconos culturales muy diferentes, Walt Disney y Salvador Dalí, unen sus habilidades y deciden trabajar juntos en un dibujo animado. La película fue el resultado de un storyboard de Dalí y Hench John (un artista de las filas de la Disney Studios) en el transcurso de ocho meses. Pero luego, abruptamente, el proyecto se canceló cuando la compañía de Walt Disney se encontró con problemas financieros, hasta el rápido avance de cincuenta y tres años. Mientras trabajaba en Fantasía 2000, el sobrino de Walt Disney, Roy Disney volvió a descubrir el proyecto con diecisiete segundos de animación original. El uso de este clip y los storyboards originales, junto a la implementación de veinticinco animadores de gran talento y la ayuda del productor Baker Bloodworth, llevaron la película hasta el final logrando así que se estrene en el Festival de Cine de Nueva York en 2003. Destino recibiría una nominación al Oscar al Mejor cortometraje de animación, entre otros elogios de los críticos. El clip contiene más de seis minutos de pura creatividad y cuenta con música escrita del compositor mexicano Armando Domínguez e interpretada por Dora Luz.