Carlos Schwabe, Entre la Excelencia y lo Macabro

Carlos Schwabe, Entre la Excelencia y lo Macabro


Carlos Schwabe es un pintor y grabador simbolista alemán nacido el 21 de julio de 1866 en el distrito de Altona, Holstein, y se trasladó a Ginebra, Suiza, a una edad temprana. Después de finalizar sus estudios de arte en Ginebra, viaja a París, donde trabajó como diseñador de escenarios y entró en contacto con artistas simbolistas. Sus pinturas ofrecen típicos temas mitológicos y alegóricos, como un artista esencialmente literario, era muy solicitado como ilustrador de libros. Ilustró la novela "Le Rêve" (1892) de Emile Zola, "Fleurs du mal" de Charles Baudelaire (1900), "Pelléas et Mélisande" de Maurice Maeterlinck (1892), y "Jardin de l'infante" de Albert Samain (1908). Dos estilos distintos se reconocen en su arte. Antes de 1900, las pinturas de Schwabe fueron más individualistas y experimentales, indicando el idealismo de los simbolistas, escenas alegóricas convencionales, y donde la naturaleza se hizo más prominente en su obra posterior. Las imágenes de mujeres eran importantes, a veces representaban la muerte y el sufrimiento, otras veces la creatividad y la orientación. Su primera esposa fue modelo para sus ángeles y vírgenes, y utilizó su figura para idealizar a la muerte en "The Death of the Grave-Digger" (1895). Todo su interés sobre la representación de la muerte, lo engendró debido a la perdida de un amigo cercano en el año 1894, cuando tenía 28 años. Schwabe ha creado una litografía a color para el 1892 Salón de la RoseCroix, creando la primera de las seis exposiciones organizadas por Joséphin Péladan demostrado las tendencias rosacruces del simbolismo francés. Ya en su etapa fianl, sus obras describen tonos de azul y rituales de iniciación. El maestro Schwabe vivió en Francia durante el resto de su vida y murió en Avon, Seine-et-Marne en el año 1926.







0 comentarios :