Bad Dog, Un Pequeño Amigo Visita el Museo

Bad Dog, Un Pequeño Amigo Visita el Museo





Esta fascinante creación de 24 pies de altura, obra del escultor Richard Jackson está imponiendo su marca al conseguir que los transeúntes tomen nota del Museo de Arte de Orange County. Bad Dog es lo que el artista proveniente de la ciudad de Sierra Madre llama a su última creación. Y es algo que no pasa desapercibido ya que uno puede verlo mientras conduce por la calle San Clemente , justo en el medio de altos edificios de oficinas.

El perro es parte de la exhibición de Jackson titulada "Ain't Painting a Pain", que se estrenará el domingo. "Bad Dog" recibe cada vez más comentarios positivos de los espectadores, dijo el portavoz del museo Kirsten Schmidt. También afirma que el museo ha recibido varios correos electrónicos sobre el perro gigante. 

"Tenemos uno de un sitio web australiano preguntando si era una algún tipo de broma", dijoAlgunos comentaron que el museo debería haber hecho al perro, anatómicamente perfecto. Pero la mayoría de las respuestas fueron positivas", expresó con regocijo. "Mi intención no es escandalizar u ofender a ninguna persona o grupo en particular. La reacción de la gente a "Bad Dog" o cualquier arte, para el caso tiende a variar"

Este perro gigante fue hecho a mano con de fibra de vidrio y otros materiales compuestos, con la ayuda de una empresa de ingeniería en Santa Ana. Se compone de 52 piezas cortadas digitalmente que se ensamblaron en el lugar. Una vez que la cáscara se colocó, Jackson cargó al perro con un gran cubo de pintura amarilla, la cual roció en la pared. Ahora hay una bomba que continuamente podría disparar la pintura, dijo Jackson.

"A mi modo de ver, es divertido", comenta. "Entiendo que Newport Beach ha sido tradicionalmente una comunidad conservadora. Pero éste es un museo de arte. Esta obra de arte está haciendo un comentario o declaración".

El perro es lo que Jackson llama una "máquina de pintar", un mecanismo que ayuda a crear obras de arte. Tiene por lo menos una media docena de máquinas de pintura como parte de la exhibición, incluyendo una manada de ciervos estatuas que disparan bolas de pintura. Schmidt dice: "Bad Dog es sólo un adelanto de lo que el público puede esperar ver en el interior del museo. Se trata de esperar lo inesperado. Bad Dog no va a ser una instalación permanente, dijo Schmidt. Será derribado después de la exposición concluye 5 de mayo"