Descubren 5.000 pinturas rupestres en México

Descubren 5.000 pinturas rupestres en México




Aproximadamente 5.000 pinturas rupestres fueron localizadas en cuevas y cañadas de la Sierra de San Carlos, municipio de Burgos, Tamaulipas, indicó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en un comunicado.


Los arqueólogos Martha García Sánchez y Gustavo Ramírez, del INAH, llevaron a cabo la investigación las pinturas rupestres de Burgos, que arroja luz sobre la existencia de 4.926 pinturas rupestres, realizadas por al menos tres grupos cazadores-recolectores de la región: guajolotes, iconoplos y pintos.

La imágenes dejan entrever que las actividades de los nómadas se enfocaban en la caza, pesca y recolección, además de la creación de imágenes antropomorfas, religiosas, astronómicas, de lugares temporales de vivienda, con presencia de probables tipis (tiendas de piel de forma cónica), así como representaciones de flora y fauna de la región, como venados, lagartijas y ciempiés.


En este sentido, el arqueólogo Gustavo Ramírez, del Centro INAH Tamaulipas, también señaló que por el momento no ha sido posible fechar las pinturas rupestres porque "no se ha encontrado ningún objeto antiguo que esté asociado al contexto y porque estas manifestaciones están en los muros de las cañadas y, además porque en época de lluvias la corriente del arroyo se lleva todo el sedimento, tenemos pura grava”.

La arqueóloga García señaló que para identificar a sus posibles autores se hizo una investigación en archivos, crónicas e informes de la época colonial, como el Archivo General de la Nación, de Nuevo León y de Tamaulipas, y el municipal y parroquial de Burgos; sin embargo, hasta ahora no hay registros de estos grupos nómadas ya que “por desgracia” no hay información de los grupos que habitaron las sierras de Tamaulipas.

El arqueólogo Gustavo Ramírez, quien dirigió el equipo, dijo que las pinturas son importantes porque documenta la presencia de grupos prehispánicos en Burgos, donde antes se decía que no había nada que vivían allí.

Ramírez dijo que el equipo todavía tiene que analizar el componente cultural de las pinturas. En la Cueva del Indio el equipo encontró las representaciones de armas utilizadas para la caza, que no se han encontrado en el arte rupestre en Tamaulipas.

También asegura que las imágenes ofrecen un vistazo a las actividades nómadas se centraron en la caza, la pesca y la recolección. Algunas de las imágenes también insinúan la cultura práctica de la religión y la comprensión astronomía. Otras imágenes representan la vegetación de la región, así como algunos animales, como ciervos y lagartos.




Los grupos nómadas utilizaron colores como el amarillo, rojo, blanco y negro. Fueron capaces de crear estos colores con tintes y materiales orgánicos. El equipo tendrá que realizar un estudio químico para determinar los componentes precisos de los colores. Ramírez dijo que el muestreo de estos pigmentos permitiría al equipo atinar a las valoraciones aproximadas a través del análisis químico o radiocarbono.

Por su parte, la arqueóloga Martha García investigó archivos, crónicas y reportajes de la época colonial para tratar de identificar a los posibles autores de las pinturas rupestres. Añadió que los grupos que habitaron las montañas en esta región sólo son conocidos por los apodos que les dieron los conquistadores, frailes y otros indios que los acompañaban.

"Estos grupos escaparon del imperio español durante 200 años, ya que huyeron a la Sierra de San Carlos donde tenían agua, plantas y animales para alimentarse", dijo a la BBC.

Un equipo internacional de investigadores que investigaron cerca de 50 pinturas rupestres en 11 cuevas diferentes en el norte de España, dijo el año pasado que el arte podría haber comenzado ya desde hace 40.000 años, por lo que los primeros neandertales posibles pintores rupestres. Encontraron la más antigua de las pinturas era, al menos, 40.800 años de antigüedad.